Creerse

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email
Cuando los emperadores y generales romanos aparecían ante su pueblo enfebrecido y eran aclamados triunfalmente, y un esclavo, que sostenía sobre sus cabezas una corona de laurel, les susurraba al oído «recuerda que eres mortal»

Cuando los emperadores y generales romanos aparecían ante su pueblo enfebrecido y eran aclamados triunfalmente, y un esclavo, que sostenía sobre sus cabezas una corona de laurel, les susurraba al oído «recuerda que eres mortal»

Siempre es necesario que alguien nos recuerde que somos mortales, que somos de carne y hueso… Es fácil perder el piso al tener un concepto más alto que el que debemos tener: “Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno”.

(Rom. 12:3).  La gente pierde el piso cuando se sube a un ladrillo y se marea. El versículo nos dice cómo no perder el piso: es menester pensar de sí con cordura. Creerse más de lo que se es, es peligroso y también dañino: “Y el pueblo aclamaba gritando: ¡Voz de Dios, y no de hombre!” (Hech. 12:22). Herodes, como consecuencia  tendrá una muerte horrible.

Olvidar que se es mortal y creerse más de lo que realmente se es, es venir a descubrir, que se tiene los pies de barro.

Mas Populares

Mas contenidos

Vuelo
PRIMERA IGLESIA BAUTISTA DE LA CIUDAD DE MÉXICO A.R
Direccion

Zarco 50, Guerrero, Cuauhtémoc, 06300 Ciudad de México, CDMX

horarios

Lunes – Viernes: 09:00 – 19:00
Sábados:              09:00 – 14:00
Domingo:            09:00 – 14:00

Copyright © 2021 . Todos los derechos reservados / All rights reserved / Política de Privacidad.