Cargas

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email
Un hombre caminaba pesadamente hacia su casa, cargando un enorme saco de papas.
  1. Un hombre  caminaba pesadamente hacia su casa, cargando  un enorme saco de papas.
  2. Pasó a su lado un vagón tirado por un caballo, y el conductor le ofreció llevarlo.
  3. El hombre subió al asiento junto al conductor, pero siguió cargando el saco de papas.
  4. Cuando el conductor le sugirió que lo colocase en el piso del vagón, él contestó: «No quisiera molestarlo mucho, señor. Usted ya me está llevando a mí. Yo llevaré las papas!»
  5. Dios no desea que nosotros seamos en la vida cargadores. Muchas veces en la vida seguimos cargando nuestro bulto de problemas, angustias, amenazas, escaeces, enfermedades, cuando el Señor nos dice: Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará…” (Salmo 55.22).
  6. No debemos  llevar las cargas de la vida,  preocupándonos,  en lugar de dárselas a Dios.
  7. Cuando llevamos las cargas, tarde o temprano nos vamos a sentir agotados, nuestros corazones van a desfallecer, y nos vamos a desanimar.
  8. Dios no  ha prometido preservarnos de las cargas, pero si  llevarlas por nosotros.
  9. No busques a alguien que resuelva todos tus problemas: Busca a alguien que no te deje llevarlos  solo. «Si Dios lo dice: yo lo creo. Si lo creo: Dios lo hace porque no naciste para ser un cargador, en la vida.

.

Mas Populares

Mas contenidos

Vuelo
PRIMERA IGLESIA BAUTISTA DE LA CIUDAD DE MÉXICO A.R
Direccion

Zarco 50, Guerrero, Cuauhtémoc, 06300 Ciudad de México, CDMX

horarios

Lunes – Viernes: 09:00 – 19:00
Sábados:              09:00 – 14:00
Domingo:            09:00 – 14:00

Copyright © 2021 . Todos los derechos reservados / All rights reserved / Política de Privacidad.