LA PUERTA CERRADA

LA PUERTA CERRADA

Categoría: Recursos

la-puerta-cerradaUn ranchero fue contratado  para cortar árboles. El capataz le dio un hacha y le asignó un área. El ranchero, ese día cortó 18 árboles. Al día siguiente, no  cortó más que 15 árboles. El  último día estuvo toda la tarde tratando de hacer caer su segundo árbol. Inquieto el capataz, le preguntó al ranchero: ¿Cuándo afilaste tu hacha la última vez? -¿Afilar? No tuve tiempo de afilar, estuve muy ocupado cortando árboles -dijo el ranchero. Este pasaje dice que afilar el hacha implica  cerrar la puerta:

0619-la-puerta-cerrada-lr


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.