NOSOTROS

Juan Germán Ortíz

Pastor Principal

Juan Germán Ortiz Pérez nació en la ciudad de Torreón Coahuila el 28 de Mayo de 1942. Sus padres fueron Jesús María Ortiz y María Trinidad Pérez. Fue el primogénito del matrimonio. Tuvo dos hermanas: Alejandrina y María de Jesús.

Por una enfermedad del corazón que aquejaba a su padre desde joven, tuvo que ir a vivir a la ciudad de Monterrey, junto con sus padres y su hermana menor, María de Jesús, teniendo que separarse de su hermana mayor, Alejandrina, quien se quedó a vivir en Torreón con su abuela Conchita y su tía Vita.

A los 17 años, estando él en la casa de su abuela, escuchó algunos ruidos en la puerta. Salió y descubrió que un grupo de niños estaba molestando a la hermana Petra Lara y a dos niñas que la acompañaban. Al asomarse, la hermana Petra se dirigió hacia él y le invitó a escuchar unas conferencias que se estaban impartiendo en el templo de la Iglesia Bautista Bethel, ubicado a la vuelta de la casa. El sintió en su corazón el deseo de asistir, aceptando la invitación.

El asistir a la conferencia la primera noche fue muy especial para él, pero no fue sino hasta la segunda noche que Juan Germán tuvo un encuentro personal con Jesús. Le pidió a Dios que lo perdonara, que limpiara su vida, que le quitara el miedo a la muerte y que le diera la paz que nunca había tenido. Y Dios lo hizo. Esa noche la vida de Juan Germán tuvo un cambió para siempre.

Después de 4 años de conocer a Jesús tomó la decisión de ingresar al seminario. En esa decisión tuvo mucho que ver su pastor, el hermano David Rodríguez Lara. De inmediato empezó a hacer los arreglos y el 31 de Agosto de 1963, ingresó al Seminario Teológico Bautista ubicado en la misma ciudad de Torreón. Ingresó con muchos temores. Pero Dios se empezó a manifestar de inmediato. No tenía ni para la inscripción: la facultad la pagó. Después del culto de apertura, el pastor José Tapia le dio trabajo en su iglesia, teniendo con ello el ingreso necesario para pagar las mensualidades en el seminario.

En el Seminario conoce a la mujer con la que después se casaría: la señorita Martha Nuñez Olvera. Inician su noviazgo el 18 de Noviembre de 1964.

En 1966 contrae matrimonio con Martha. Pero no puede regresar al seminario y se van a trabajar a la misión del Divino Salvador, en Zaragoza, Distrito Bravo, Chih, auspiciada por la Primera Iglesia Bautista de la ciudad de Juárez y la iglesia Bautista americana de Isleta Texas. Durante ese periodo de su ministerio nacen sus hijas Martha Olivia en 1968 y Mayra Ruth en 1971.

En 1978 Juan Germán Ortiz recibe una carta firmada por el pastor Librado Ramos Lozano, en la que lo invita a colaborar de tiempo completo en el pastorado de la Primera Iglesia Bautista de la Ciudad de México, antes ubicada en Mina y Héroes. Pero, es hasta 1979 cuando acepta el pastorado de dicha iglesia como pastor coordinador y con el paso del tiempo, titular. Su llegada a la Primera Iglesia Bautista de México fue el 05 de Febrero de ese mismo año.

En 1984 se lleva a cabo el primer centenario de la Primera Iglesia Bautista de la Cd de México, siendo el pastor Ortiz el coordinador de los eventos celebrativos.

En 1986 finalmente el pastor se titula como Licenciado en Teología en el Seminario Teológico Bautista Mexicano, del cual, con el paso de los años, llegaría a ser por largo tiempo presidente de su consejo de administración y siendo vicepresidente de la Convención Nacional Bautista de México, el Seminario Teológico Bautista Mexicano, estaría bajo su área.

Entre 1986 y 1996 el pastor Ortiz ocupó diversos cargos en el trabajo de la Convención Nacional Bautista de México. El 16 de Junio del 1996 fue cuando el Señor nos trajo a la primera reunión en Zarco 50. No había ni una sola silla donde sentarse. Se tuvieron que bajar tablones y ponerlos sobre ladrillos para poder sentarse. Con lo único que contábamos en ese momento era un teclado. Muchos de ustedes lo vivieron y a lo largo de estos años han podido sentir y experimentar el poder de Dios en este lugar.

Como siervo de Dios Juan Germán Ortiz ha ejercido un liderazgo inspiracional, que se ha reflejado en un crecimiento numérico y espiritual en la iglesia. Ha establecido un sistema celular dentro de ella y ha inspirado a otras iglesias para que lo establezcan en ellas. Se han transferido y transformado vidas a través del discipulado personal. Se han levantado nuevos pastores. Se ha abierto el seminario de capacitación ministerial Creyendo lo imposible, con más de cien estudiantes, 1orientado a capacitar laicos conforme Efesios 4:11-12, motivándolos y apoyándolos para que el factor económico e intelectual, no sean un impedimento para estudiar.

No podemos dejar de mencionar la importancia que en la vida y ministerio del pastor ha tenido su esposa, la hermana Martha Núñez, sin la cual el ministerio del Pastor Ortiz no sería lo que ha sido. Martha, es una mujer hermosa, trabajadora, llena de vigor y gracia. Dotada de grandes capacidades. con un gran liderazgo, una habilidad para dirigir, y una tenacidad para llevar almas a los pies de Cristo. De igual forma, con una pasión y autoridad para predicar. Pero sobre todo su gran amor por Jesús, al cual decidió seguir para nunca mirar atrás, a los 15 años.

Al mirar hacia el futuro, tenemos que reconocer que lo mejor está por venir. Tenemos que seguir creciendo numéricamente, consolidar el programa de células y también consolidar los campus que tenemos (Toluca, Ajusco, Xalapa), terminar la construcción de las nuevas instalaciones de Zarco, y seguir demostrando a las personas que somos Creyendo Lo Imposible “Una Iglesia Para Ti”.